© Maite Inglés. Todos los derechos reservados. No se permite la reproducción, distribución y transformación sin contar con autorización expresa del autor. Se permite -no si es con fines comerciales- hacer referencia mediante un enlace a la fuente original.

Páginas

domingo, 25 de abril de 2010

Una bella mirada

Gladys Espínola es el duende donde reposa el bienestar de mi hogar, mi ángel doméstico. Mujer dulce y valiente, inteligente y responsable -entre las muchas cualidades que la adornan-, apeteció echarle un vistazo a este mi blog, y cuando volvió a verme compartió conmigo sus impresiones. Dijo cosas para mí tan preciosas que atrapé un bolígrafo –quien me conoce sabe que anotar es una de mis pasiones- y comencé a casi taquigrafiarlas sobre la marcha.

Casi más que la imagen tan bella que Gladys reflejó de mí misma, lo que más me conmovió es que, sin saber ella nada de lo que era el coaching, había captado perfectamente su esencia leyendo mis escritos. Ese era mi objetivo cuando arranqué con este blog hace unos meses y, con sus palabras, sentí pletórica y agradecida que lo estaba consiguiendo. Es por ello que os transcribo aquí sus opiniones:

“Se ve que usted es un apoyo, y no sólo para los de su categoría. Da apoyo emocional a las personas y saca lo mejor de su interior. Todos tenemos un potencial, y eso es lo que usted saca para mejorar la profesión de la gente, y quizás también sus vidas. Es un apoyo para esas personas, una columna para ellos. Profesional con experiencia, aplica muchos conocimientos anteriores para ayudar a la gente. Usted me inspira confianza”.

Una bella mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario