Benefíciate del confinamiento COVID19

© Maite Inglés. Todos los derechos reservados. No se permite la reproducción, distribución y transformación, total o parcial, sin la autorización expresa del autor, y solo mediante un enlace a la fuente original.

"Llega a donde quieras desde la fuerza de tu interior"

EXPERTOS EN COACHING Y TERAPIA ONLINE DESDE 2008. AHORA, TAMBIÉN MEDIACIÓN

sábado, 21 de marzo de 2020

Cómo hacer tu teletrabajo más fácil durante el COVID19 (y después)

Foto: Maite Inglés

Esta semana de “encierro” por el COVID19, ha sido frecuente escuchar de mis clientes quejas relativas a que no se concentran, se levantan mil veces de la silla, se distraen con cualquier objeto o tarea que se les pone al paso en la casa, o languidecen en su soledad doméstica.

Como quizás a ti te puede estar pasando lo mismo, me salto mi pauta de publicar en el blog solo una vez al mes. No es que tenga ahora más tiempo para escribir, si cabe menos con la cantidad de iniciativas relacionadas con la pandemia en las que me estoy metiendo, pero la ocasión -ayudarte a teletrabajar más fácil-, lo merece.

A los que tenemos oficina en casa, teletrabajar es la norma. El online, las videoconferencias, son el pan nuestro de cada día con nuestros clientes en el resto de España o en el extranjero. Para la mayoría de la población que desempeña su oficio en oficinas, sin embargo, trabajar desde casa es una situación atípica.

¿Cómo llevarlo mejor, hasta estupendamente?

martes, 3 de marzo de 2020

Coaching esencial. La llave del éxito: el "thriving"

Foto: Maite Inglés
Para mi última colaboración con la revista "Capital Humano", elegí un tema que considero fundamental para tener éxito en esta vida: el "thriving"o crecimiento personal ante la adversidad (cualquier tipo de adversidad). 

Para los que estáis suscritos a la revista, os dejo el enlace al artículo, publicado en febrero de este 2020. Para los que no, lo transcribo aquí. 


Mi DEA doctoral, que presenté en 2011, se ocupó de la resiliencia psicológica y el thriving. Si no recuerdo mal de mis lecturas de entonces, el concepto de thriving  o crecimiento postraumático se empezó a estudiar a nivel científico allá por los años 80 del siglo XX, cuando algunos investigadores de la resiliencia se dieron cuenta de que bastantes personas, tras sufrir adversidades o reveses, no solo se recuperaban con relativa facilidad o no sufrían un gran golpe, sino que “crecían” con esas experiencias, y salían de ellas fortalecidas, con nuevos aprendizajes y nuevas capacidades.


Me gustó leer esto, por cuanto me di cuenta de que yo misma llevaba experimentando thriving desde mis trece años, momento en el que mi familia vivió un acontecimiento extremadamente doloroso. Durante la adolescencia no me di cuenta del crecimiento psicológico que fui experimentando, pero éste seguramente fue afianzándose a nivel inconsciente hasta que, cerca de la veintena, fui capaz de empezar a enumerar, no sin cierta sorpresa, los aprendizajes y cosas buenas que me habían ocurrido a raíz de la triste experiencia y que, probablemente, no habrían tenido lugar en un mundo pre-acontecimiento penoso.


No soy la única en verle las “ventajas” o las oportunidades a los reveses que trae la vida; en torno a un 55-60% de los seres humanos está dotado de una capacidad natural para la resiliencia. Resiliencia y thriving no son lo mismo, a pesar de que algunos investigadores y otros psicólogos los confundan. El thriving es un paso más. Resiliencia es resistir o recuperarse, restablecer tu equilibrio homeostático; thriving es crecer.

Muchas de las personas resilientes son propensas al thriving y, si se les pregunta por su experiencia, suelen contestar que salieron robustecidos de ella, que aprendieron cosas que les han guiado positivamente desde entonces, o que se dieron cuenta de cualidades suyas que no conoocían previamente.

El término “thrive” proviene del inglés, como tantos otros vocablos de la última centuria. El Diccionario Collins, en su edición en papel de 1971, lo traduce, en el lenguaje corriente, como prosperar, medrar, florecer, crecer mucho o desarrollarse bien. En el ámbito psicológico, los autores se apropiaron de él para expresar, como digo, la idea de crecimiento psicológico ante la adversidad, de ganancia tras un acontecimiento negativo o estresante.

Charles Carver, uno de los investigadores de referencia en este campo, definió  en 1998[1] el thriving como “crecimiento inesperado en respuesta a un evento adverso ante el que lo que se espera es lo contrario” (sic). Para él, la respuesta de thriving sólo tiene sentido ante la consideración del suceso estresante más como un reto que como una amenaza. Y ello porque el considerarlo amenaza lleva a meramente buscar la minimización del daño.

No puede parecerme más acertado el razonamiento de Carver. La consideración de las situaciones como reto te predispone a planear, actuar, sortear o superar obstáculos, buscar recursos; en suma, a salir adelante con la cabeza alta, con confianza en uno mismo y en el futuro. Es una actitud expansiva.

Mientras, el considerar una situación como amenaza te lleva a defenderte, al encogimiento emocional, a perder la confianza en el entorno y a considerar inseguro el terreno que pisas. Es una actitud de retraimiento.

Así, desde la mera amenaza no se crece; solo se crece en presencia del reto o cuando, habiendo también percepción de amenaza, la de reto es de mayor magnitud que esta, de modo que la contrarresta y aventaja.
Para Seligman y Csikszentmihalyi (2000)[2], el thriving consiste en estar mejor que antes del evento adverso, en percibir una ganancia que ayuda a superar el evento adverso. Se consigue aprendiendo a apreciar aspectos positivos que se derivan de la experiencia. Por ejemplo, Carver menciona entre otros el aprender a aceptarse mejor a uno mismo, a otros o al mundo; cambiar prioridades o reorientación vital, etc.

La línea entre resiliencia y thriving, como digo, es delgada y difusa, por lo que también podríamos aceptar la premisa de Carver de que todo el trabajo de recuperación es crecimiento: se crece en conocimiento y habilidades, en confianza en la propia maestría y en el futuro, y generando relaciones personales más fuertes y ricas. En definitiva, mejora nuestra manera previa de pensar o sentir.

Una buenísima noticia es que, tanto la resiliencia como el thriving, son cualidades o capacidades que, si no naces con facilidad para ellas (entre el 40-45% de la población), las puedes entrenar para mejorar tu adaptación al entorno y la gestión de tus emociones; en definitiva, para mejorar tu éxito personal. Doy fe de que el entrenamiento funciona, lo veo cada día en mi consulta. :)



 

   ------ x -------  
 
Te facilitamos el logro de tus objetivos. Contacta con nosotros 

Maite Inglés es Psicólogo, Economista y MBA. Coach desde 2006, en los ámbitos de coaching personal, de ejecutivos, equipos y negocios, con cerca de 2.500 horas de praxis directa con personas y equipos. 
También ejerce coaching terapéutico y psicoterapia (ansiedad, duelo, trauma, relaciones  familiares e interpersonales, comunicación, habilidades sociales,...), apoyándose en EMDR e Hipnosis clínica si el caso lo precisa y el cliente lo quiere. 
Acreditada PCC por ICF. Centro de Psicología Sanitaria propio acreditado por la Comunidad de Madrid CS-11558.  
Mentora de ejecutivos y negocios. Asesora de Empresa Familiar.
Mediadora en conflictos civiles, mercantiles, organizacionales (intra e inter) y familiares, registrada en el Ministerio de Justicia con el número 53014.
Además, MBA y DEA doctoral en gestión de emociones, resiliencia y Psicología Positiva. 
Trabaja en español, inglés e italiano; también en formato telefónico o vídeoconferencia.

Ver CV completo

viernes, 17 de enero de 2020

Trucos para llamar al éxito


Ian Robertson, psicólogo y neurocientífico, profesor ya emérito en el Trinity College de Dublín, plasmó en el libro “The Winner Effect: The Science of Success and How to Use It” (2012) sus investigaciones sobre el éxito y el espíritu ganador. “Éxito llama a éxito”, le gusta decir.

Una de los fenómenos que observó es que “Experimentar un éxito ayuda a tener éxito en el futuro”, concepto que intuitivamente nos es familiar a todos, nos “suena” como real. Para afirmarlo, sin embargo, Robertson estudió la neurología subyacente. En la  figura que inicia este post, “El ciclo del éxito”, me permito adaptar lo que él explica, que paso a describir.

domingo, 22 de diciembre de 2019

Feliz Navidad 2019: año de bienes


Queridos lectores: muchas gracias por vuestra fidelidad y gusto en leerme. 

Queridos clientes: muchas gracias por permitirme estar a vuestro lado y por hacerme tan feliz viendo cómo alcanzáis vuestros propósitos.

Queridos compañeros de proyectos: muchas gracias por vuestra honradez y bonhomía.

Queridos colegas en asociaciones que compartimos: muchas gracias por vuestro alegre hacer.

Queridos proveedores: muchas gracias por hacerme la vida más fácil.

Queridos amigos: muchas gracias por vuestro afecto y apoyo sempiterno.

A todos, muchas gracias por vuestra sonrisa y vuestro amor. Mi mundo sería más feo sin vosotros.

Feliz Navidad y un asombroso 2020.


------ x -------  
 
Te facilitamos el logro de tus objetivos. Contacta con nosotros 

Maite Inglés es Psicólogo y Economista. Coach desde 2006, en los ámbitos de coaching personal, de ejecutivos, equipos y negocios. 
También ejerce coaching terapéutico y psicoterapia (ansiedad, duelo, trauma, relaciones, comunicación, habilidades sociales,...), apoyándose en EMDR e Hipnosis clínica si el caso lo precisa. 
Acreditada PCC por ICF. Centro de Psicología Sanitaria propio acreditado por la Comunidad de Madrid CS-11558.  
Mentora de ejecutivos y negocios.
Mediadora en conflictos civiles, mercantiles, organizacionales (intra e inter) y familiares, registrada en el Ministerio de Justicia con el número 53014.
Además, MBA y DEA doctoral en gestión de emociones, resiliencia y Psicología Positiva. Trabaja en español, inglés e italiano; también en formato telefónico o vídeoconferencia.

Ver CV completo


domingo, 3 de noviembre de 2019

Pensamientos para Coaching: La felicidad de los pesimistas según Schopenhauer


Foto: Maite Inglés
Arthur Schopenhauer (1788-1860), el más influyente y perdurable pensador del pesimismo filosófico, dedicó, sobre todo en sus primeros años de trabajo, diversos apartados de sus cuadernos y carpetas de notas a elaborar lo que él acuñó como una Eudemonología o Doctrina de la felicidad (El arte de ser feliz – Die Kunst glücklich zu Sein-), pequeño tratado al parecer para su propio uso personal sin intención editorial.

Estas notas, “Cincuenta reglas para la vida”, escritas al estilo del “Oráculo de la prudencia” del aragonés Baltasar Gracián (1601-1658), a quien Schopenhauer describió como su “escritor predilecto”, pasaron bastante inadvertidas. “Quizás porque a pocos se les ocurriría buscar recetas para la felicidad en un consumado pesimista” (sic Franco Volpi, 1952-2009, catedrático e historiador de filosofía, quien en torno a 1998 decidió organizar y editar estas reglas, y a quien debemos su difusión actual).

jueves, 3 de octubre de 2019

Creatividad: Llévate en el bolsillo los secretos del método de trabajo de Leonardo da Vinci


Walter Isaacson en Fundación Telefónica, junio 2018. Foto: Maite Inglés

Estas vacaciones veraniegas me he deleitado con la lectura de la biografía que sobre Leonardo da Vinci publicó Walter Isaacson en 2017 (“Leonardo da Vinci, the Biography”)

Más de 500 amenísimas páginas que ratifican a Isaacson como uno de los más eficaces escritores de nuestro tiempo. Su incansable búsqueda de la más exhaustiva documentación para sus obras, y su enamoramiento con lo que hace, elevan sus escritos a la categoría de supremos (tiene, además, sólidas biografías sobre Benjamin Franklin, Albert Einstein, Ada Lovelace o Steve Jobs).  

martes, 3 de septiembre de 2019

¿Cuál es el valor supremo en un equipo?

Juan Muñoz: detalle de escultura. Foto: Maite Inglés

Desde la debacle financiera irresponsable de 2007 (doce años ya), durante mucho tiempo se escuchó por activa y por pasiva que esa crisis era de confianza, y que sin confianza no se va a ningún sitio. La cuestión de la confianza se extendió desde la macroeconomía a la microeconomía, y derivó en la creencia, instalada ahora en las empresas, de que el valor fundamental de un equipo es la confianza. Opino otra cosa.

miércoles, 5 de junio de 2019

Creencias tuyas que te retrasan comenzar un proceso de coaching profesional o terapéutico

Foto: Maite Inglés
Tanto en coaching ejecutivo y empresarial, como en coaching personal y/o terapéutico, con frecuencia atiendo a público recomendada por antiguos clientes, amistades o colegas. En más o menos la mitad de las ocasiones, acuden a consulta en breve. En la otra mitad, sin embargo, desde el momento en que mis conocidos me hablan por primera vez de esa persona que podría beneficiarse con mi ayuda, hasta que finalmente acude, pasa algún tiempo. A veces son unos pocos meses; el récord lo tengo computado en casi cuatro años. En este caso tan prolongado, vistos los resultados que rápidamente fuimos alcanzando y el poco esfuerzo que le estaba suponiendo conseguirlos, la persona comprendió enseguida que no había merecido la pena resistirse tanto a venir, que se habría ahorrado cuatro años de ansiedad y sufrimiento.

viernes, 3 de mayo de 2019

La ciencia de la compasión, puntal para mi coaching ejecutivo y terapeútico

www.freepik.com
La palabra compasión me acompaña de manera fiel desde 2006, en que comencé a ejercer el coaching. Ya de antes estaba en mi vocabulario, pues era de uso común en mi infancia y juventud de los años 60 y 70. Mi abuela materna, por ejemplo. utilizaba mucho esa palabra: “un poco de compasión”, nos decía, cuando pasábamos por alto, por acción u omisión, la tribulación ajena. 

Luego, con la llegada de la democracia, la palabra fue pasando al ostracismo. No le gustaba a parte de la población; siempre había quien la rechazaba por asimilarla a “lástima” en su sentido peor, el de inferioridad del otro, el de humillación. Yo no salía de mi estupor de ver cómo este tan necesario vocablo se había visto retorcido hasta hacerle destilar hiel.

Para mi alegría, en los últimos años se ha perfilado lo que sus estudiosos llaman “La ciencia de la compasión”.

miércoles, 3 de abril de 2019

¿Es TDAH todo lo que se cree? Argumentos en contra

www.flaticon.es/autores/ddara
El TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) no es una de mis especialidades de intervención, entre otras porque me enfoco a jóvenes y adultos, mientras que el TDAH aparece en la niñez. Sin embargo, me ha interesado desde la carrera de Psicología, entre otras cosas porque, como a muchos que sí investigan sobre ello, me parecía y me parece que en la desbordante proliferación de su diagnóstico hay algo que no cuadra.

Que el TDAH sea palpable, y que muchas personas lo sufran y luchen contra ella desde su niñez, no se discute -no en vano, la primera referencia a ello la encontramos en el famoso médico griego del s.V a.C., Hipócrates de Cos, quien ya hablaba de personas que “se mueven más y atienden peor”-. Lo que se pone en duda es que sea TDAH todo lo que se diagnostica y medica como tal, en un mundo sumido en la psicopatologización y farmacologización de la vida cotidiana.

Hoy te traigo, lector, algunos de los hallazgos que colegas psicólogos, ellos sí amplios conocedores del TDAH, pesos fuertes en el campo de la investigación, expusieron en una Jornada universitaria de Psicología hace unos meses. Pero antes te contaré una historia triste que viví de cerca, y que te ayudará a entender mis reparos hacia la facilidad con que se manejan algunos diagnósticos.

jueves, 7 de marzo de 2019

La falsa y hasta nociva hipnosis que muestra la televisión: 10 mitos erróneos

https://www.flaticon.es/autores/freepik 
Hace unas veladas, revisaba el material de uno de mis proyectos sin advertir el runrún de fondo de una televisión encendida. Levanté mi cabeza hacia la pantalla al oír la palabra “hipnosis”, y me dispuse a escuchar cómo trataría el asunto la serie de ficción  de turno.

Fue descorazonador. Una joven entraba en trance profundo solo con respirar despacio unos momentos. Acto seguido, la hipnotista -a quien los guionistas habían decidido dar la categoría de psicóloga, supongo que aspirando darle a la escena el tinte científico y creíble que no poseía-, formulaba preguntas orientadas, de esas que inducen en el cliente recuerdos que quizás nunca existieron. La chica reconstruía al completo y en perfecto orden un trauma vivido en la infancia que le provocaba pesadillas inexplicables, y del que solo le llegaban retazos inquietantes cuando no estaba hipnotizada. Al terminar el recuerdo, la hipnotista despertaba a la chica muy deprisa y, además, ésta no recordaba nada de lo que había evocado bajo sugestión.

¡No, hombre, no! El parecido de esto narrado con la realidad de la práctica hipnótica, es mínimo.

viernes, 1 de febrero de 2019

Competencias fundamentales de coaching en mediación de conflictos

Maite Inglés. Álbum

¡Hola! Para mejor visibilidad, aislo este mes el artículo publicado en Capital Humano sobre

"Competencias fundamentales de coaching en la mediación de conflictos", Capital Humano, diciembre 2018

------- x -------  

Te facilitamos el logro de tus objetivos. Contacta con nosotros 


Maite Inglés es Psicólogo Coach desde 2006, en los ámbitos de coaching personal, de ejecutivos, equipos y negocios. También ejerce el coaching terapéutico apoyándose en EMDR e Hipnosis clínica. Acreditada PCC por ICF. Mentora de ejecutivos y negocios, y Mediadora en conflictos civiles, mercantiles, organizacionales (intra e inter) y familiares. Economista, MBA, Psicólogo y DEA doctoral en gestión de emociones, resiliencia y Psicología Positiva. Trabaja en español, inglés e italiano; también en formato telefónico o vídeoconferencia.

Ver CV completo

jueves, 10 de enero de 2019

La mediación será paso previo a la vía judicial en buena parte de los conflictos más comunes en España

Maite Inglés. Cámara de Comercio. Álbum
La mediación como vía de resolución de conflictos alternativa a la judicial, está legislada en España desde 2012. A pesar de ello, la población no acaba de prestarle atención, pues este método está algo alejado de la cultura tradicional española, más proclive a decantarse por uno de los siguientes dos extremos de comportamiento: el de "no hacer nada, tragar lo que te echen", por un lado, o el de "ir a por todas como un miura (vía judicial)", por otro.

La sobecarga de trabajo en los tribunales, ha llevado a elaborar un anteproyecto de ley "de fomento de la mediación". Lo más destacable de este anteproyecto es que, manteniendo el carácter de voluntariedad de la mediación, estipula catorce supuestos de conflictos en los que los interesados estarán obligados a intentar la mediación antes del inicio de un proceso judicial. El listado de ellos es muy interesante, pues cubre las situaciones más frecuentes en las que la población española encuentra desacuerdos:
  1. Nulidad del matrimonio, separación, divorcio, guarda y custodia de los hijos menores, alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores, reclamación de alimentos al cónyuge, y modificación de medidas adoptadas con anterioridad.