© Maite Inglés. Todos los derechos reservados. No se permite la reproducción, distribución y transformación sin contar con autorización expresa del autor. Se permite -no si es con fines comerciales- hacer referencia mediante un enlace a la fuente original.

lunes, 15 de octubre de 2018

Cómo autoinducirte emociones positivas


Dr. Emmett Velten (1941-2011)
El funcionamiento psicológico del ser humano se organiza en torno a tres subsistemas interdependientes: pensamiento, emoción y acción. La interdependencia consiste en que modificaciones en uno de los tres subsistemas influye en cómo se manifiestan los otros dos. Así, por ejemplo, ante una situacion en la que normalmente te acomete un pensamiento negativo, sustituirlo por otro más neutro o hasta positivo hará que tu emoción, tus sentimientos, sean más positivos, más relajados y menos estresantes, y con ello, a su vez, tus acciones serán más mesuradas o amables, menos crispadas como mínimo.

Este efecto se conoce en Psicología desde hace tiempo, y basándose en él diversos psicólogos han desarrollado procedimientos para inducir estados de ánimo (un estado de ánimo es una actitud emocional, una situación más estable en el tiempo que una emoción). Uno de los pioneros, en 1968, fue Emmett Velten (tristemente muerto en 2011 tras recibir una pavorosa paliza a manos de un desconocido). 


Velten desarrolló dos protocolos paralelos de probada eficacia, uno para inducir un estado de ánimo depresivo, el otro para inducir un estado de ánimo exultante. Ambos consisten en modificar el estado de ánimo mediante el sencillo método de hacer a la persona leer, reflexionar y hacer por sentir los efectos de unas 58 afirmaciones, según te vas imbuyendo de ellas.

Del protocolo depresivo no me ocuparé aquí, pues ya la vida trae suficientes motivos de distrés. Te traigo sólo el procedimiento de inducción de euforia (en el sentido neutro y simple de bienestar y optimismo), de un estado positivo. La traducción de inglés a español de los ítems es mía; mil disculpas si he incurrido en alguna imprecisión.

INDUCCIÓN DE UN ESTADO DE ÁNIMO POSITIVO (VELTEN, 1968)


INSTRUCCIONES: Lee en alto frase a frase. Mientras estés mirando una de ellas, mantén tu atención exclusivamente en esa. El que llegues a experimentar el estado de ánimo positivo sugerido, dependerá mucho de tu disposición a aceptar la idea que la frase expresa, y a dejar que esa idea actúe sobre ti. Intenta reproducir los sentimientos que cada afirmación sugiere. Luego, trata de pensar en ti mismo como inmerso en ese estado de ánimo. Para ello, puedes incluso visualizar una escena del pasado en la que tuvieras ese sentimiento. El ejercicio completo te llevará unos 10 minutos.


1.     Hoy no es ni mejor ni peor que cualquier otro día.
2.     Dicho lo cual, me encuentro bastante bien hoy.
3.     Me siento festivo.
4.     Este podría llegar a ser uno de mis días buenos.
5.     Si tu actitud es buena, las cosas son buenas; y mi actitud es buena.
6.     Me siento jovial y animado.
7.     Sin duda, tengo energía y autoconfianza que podría compartir.
8.     En general, tengo muy poca dificultad para pensar con claridad.
9.     Mis amigos y familia están bastante orgullosos de mí la mayor parte del tiempo.
10.  Mi situación es favorable como para tener éxito con las cosas.
11.  Apuesto a que las cosas irán francamente bien durante el resto del día.
12.  Me complace que la mayoría de la gente se muestre tan amigable conmigo.
13.  Mis juicios sobre la mayoría de asuntos son sólidos.
14.  Cuanto más me meto en las cosas, más fáciles me resultan.
15.  Estoy lleno de energía y ambición, siento que podría estar largo tiempo sin dormir.
16.  Este es uno de esos días en que puedo hacer cosas con apenas esfuerzo.
17.  Hoy mi juicio está aguzado y preciso. Que alguien se atreva a venirme con milongas.
18.  Cuando quiero, puedo hacer amigos con extrema facilidad.
19.  Si preparo mi mente para ello, puedo hacer que las cosas salgan bien.
20.  Ahora me siento entusiasta y confiado.
21.  Habrá oportunidades para que vengan un montón de buenos momentos.
22.  Tengo continuamente mis canciones favoritas en la mente.
23.  Algunos de mis amigos son muy animosos y optimistas.
24.  Me siento charlador, me apetece hablarle a casi todo el mundo.
25.  Me siento lleno de energía, y las cosas que hago están realmente llegando a gustarme.
26.  Me apetece romper a reír, ojalá alguien contara un chiste y me diera una excusa para ello.
27.  Siento una estimulante vivacidad en todo lo que hago.
28.  Mi memoria está en plena forma hoy.
29.  Soy capaz de hacer las cosas con precisión y eficiencia.
30.  Sé perfectamente que puedo alcanzar los objetivos que me proponga.
31.  Ahora que lo pienso, la mayoría de cosas que me han abatido no lo habrían hecho si yo hubiera tenido una actitud distinta.
32.  Tengo una sensación de poder y vigor.
33.  Hoy me siento muy vivaz y eficiente, en la cima del mundo.
34.  Costaría detenerme ahora.
35.  Mirando el largo plazo, es obvio que en mi vida las cosas han ido mejorando cada vez más.
36.  Sé que en el futuro no exageraré los llamados “problemas”.
37.  Soy optimista en que me llevaré bien con la mayoría de gente que conozca.
38.  Estoy tan absorto en lo que hago que no tengo tiempo de preocuparme.
39.  Hoy me siento increíblemente bien.
40.  En este estado de ánimo me siento particularmente inventivo e ingenioso.
41.  ¡Me siento genial! Creo que puedo trabajar a tope de mi capacidad.
42.  Las cosas tienen buena pinta. ¡Las cosas tienen una pinta genial!
43.  Creo que la mayoría de mis amistades estarán a mi lado en el futuro.
44.  Me siento súper perceptivo y con energía.
45.  Puedo encontrar lo bueno en casi todo.
46.  En un estado de ánimo boyante como este, puedo trabajar deprisa y hacerlo bien a la primera.
47.  Puedo concentrarme duro en todo lo que hago.
48.  Mi pensamiento es claro y rápido.
49.  La vida es muy divertida; parece ofrecer muchas fuentes de satisfacción.
50.  Las cosas mejorarán más y mejor a lo largo del día.
51.  Puedo tomar decisiones rápidas y adecuadas, y puedo defenderlas de críticas con facilidad.
52.  Me siento laborioso a tope — ¡Que me den algo que hacer!
53.  Mi vida está firmemente bajo mi control.
54.  ¡Ojalá alguien tocara muy alto buena música!
55.  Esto es genial, me siento bien de verdad. ¡Estoy exultante!
56.  Me siento despierto y aguzado.
57.  ¡Este es uno de esos días en los que estoy preparado para lo que venga!
58.  ¡Guau, me siento genial!
 

¿Cómo te sientes ahora? ¡Que con ello tengas un feliz y productivo día!


------- x -------  

Te facilitamos el logro de tus objetivos. Contacta con nosotros 


Maite Inglés es Psicólogo Coach desde 2006, en los ámbitos de coaching personal, de ejecutivos, equipos y negocios. También ejerce el coaching terapéutico apoyándose en EMDR e Hipnosis clínica. Acreditada PCC por ICF. Mentora de ejecutivos y negocios, y Mediadora en conflictos civiles, mercantiles, organizacionales (intra e inter) y familiares. Economista, MBA, Psicólogo y DEA doctoral en gestión de emociones, resiliencia y Psicología Positiva. Trabaja en español, inglés e italiano; también en formato telefónico o vídeoconferencia.

Ver CV completo